Internet tiene mil cosas buenas. También tiene muchas malas, pero parece claro que lo positivo gana por goleada.

Internet te permite llegar a millones de personas a las que de otro modo te sería imposible llegar.

Internet te permite realizar desde una terminal muchísimas operaciones de todo tipo, ahorrando tiempo y dinero y abriendo un enorme abanico de posibilidades.

Pero para mí lo más importante es que Internet te permite medir.

Y medir, amigos, es la clave de todo.

El “tamaño” importa

Google AnalyticsMuchos negocios online fracasan, no hace falta que te lo explique. Pero, ¿por qué fracasan? ¿Qué estaba fallando? Esa es la gran pregunta que casi nunca se responde correctamente. O que se elude: la crisis, el mercado, el crédito, las deudas, los elevados (sic) sueldos. Y todos estos factores influyen, claro, y muchas veces de manera decisiva.

Pero eso puede tentarte a ignorar otros problemas. Como que a lo mejor tu producto no era tan bueno como creías. O como que a lo mejor no supiste venderlo en internet.

En el mundo físico, esto es muy difícil de calibrar: tienes que encargar un estudio complejo, y aún así la imprecisión es escandalosa. ¿Cómo saber si los 5000 flyers que repartiste funcionaron? Podrás contar a los que lo traigan en la mano, pero, ¿y los que vienen y no lo traen, o no lo dicen? Haces encuestas, pero, ¿cuántos las responden? ¿Y todos los que no vinieron? ¿Por qué no les sirvió el flyer? ¿Porque el flyer era feo? ¿Porque el producto no les interesaba?

Es terrible tirar el dinero de esta manera, porque no solo te arriesgas a fracasar con la campaña: es que una vez fracases, ni siquiera sabrás exactamente por qué.

No podrás aprender.

Lo maravilloso de internet es que está rebosante de datos. En internet puedes saber quién te vio, quién entró, cuánto estuvo, de dónde viene, qué le ha gustado más, qué le ha gustado menos… muchísima información, sin ni siquiera tener en cuenta los datos personales.

Y esto es importante porque con los datos en la mano, puedes medir.

Que no te vendan la moto de que un negocio exitoso se maneja con intuición. Puedes tener las mejores ideas del mundo, y aún así fracasar porque no leíste los datos. Datos al alcance de todo el mundo, que te indican cosas como:

  • Si tu web está bien o mal planteada.
  • Si estás invirtiendo correctamente en marketing online.
  • Si tu producto interesa.
  • Etc.

Entrando al detalle de la web, puedes saber:

  • Cuánta gente entró
  • Cuánto tiempo estuvieron
  • Qué páginas visitaron
  • Qué páginas funcionan mejor
  • Qué paginas funcionan peor
  • De dónde vinieron esas visitas
  • Cuantos clics hicieron
  • Etc.

¿Y lo mejor? Que como cualquier dato útil, te sirve para hacer cambios.

La herramienta que te ayudará a medir

Google AnalyticsSi ves que entra gente en tu web, y se marchan rápido, señal que algo estás haciendo mal: quizá tarda mucho en cargar, quizá te posicionas para keywords engañosas, quizá el diseño no es nada adecuado.

Si una página de un producto tiene muchas visitas pero pocos clics, quizá el copy del producto no sea el más adecuado. O quizá deberías probar con alguna llamada a la acción, o cambiar la que ya tengas.

Todos estos datos, las llamadas “métricas”, te indicarán lo que ocurre, y te permitirán comprobar los resultados de tus cambios.

Así que déjate de cuentos: el tamaño importa. ¡Tienes que medírtela! La web, claro. Mídelo todo. Ten en cuenta todos los números. Aprende cuanto puedas, y pregunta lo que no sepas, busca información, contrata un analista…

Pero hazte el amo de los números.

Google Analytics - metricas

Google Analytics es la herramienta gratuita que te ayudará a medir todas estas cosas. Es posible que ya la conozcas e incluso la utilices. Si no es el caso, ya estás tardando.

Cómo instalar Google Analytics

Instalar Google Analytics es bastante sencillo.

1)   Ve a la url http://www.google.com/analytics

2)   Para utilizar Analytics necesitarás una cuenta de Google, o sea, Gmail. En la esquina superior derecha de esa página (ver imagen) verás los botones para iniciar sesión con tu cuenta, o crearte una si aún no la tienes.

Google Analytics3)   Una vez hayas creado la cuenta llegarás a un panel en cuya parte superior hay una barra con cuatro pestañas: debes hacer clic en la última, donde pone “Administrador”:

Google Analytics 4)   Una vez estés en la pestaña de Administrador, has de hacer clic en “Nueva cuenta”.

Google Analytics

Y aquí nos paramos un momento para explicar qué es lo que estamos viendo.

La parte superior no tiene misterio: con Analytics puedes hacer seguimiento tanto de páginas web como de aplicaciones para móviles: nosotros estamos con web, así que seguimos.

Lo primero que tendrás que rellenar es la Configuración de la cuenta. Y luego, la Configuración de la propiedad. Y esto es lo que a veces no se entiende.

“Propiedad” es la palabra que utiliza Google para referirse al objeto que se va a seguir con Analytics: una aplicación, o un sitio web, como es nuestro caso.

Y cada cuenta puede tener varias propiedades.

Supongamos que tienes una web con tu tienda online, otra web con un proyecto paralelo, y un blog personal. Eso serían 3 propiedades diferentes, que podrías seguir desde tu misma cuenta.

O también podrías utilizar una cuenta para seguir tus dos webs de trabajo, y otra cuenta nueva para tus sitios personales. Se trata de organizarlo como mejor te sirva. La práctica más recomendada es tener una cuenta por cada proyecto, en el que puede haber varias propiedades: la web principal, un blog asociado en otro dominio, la app de la empresa…

Hecha esta aclaración, podemos volver a las instrucciones ;)

5)   Rellenas el formulario, seleccionando además el sector de la web que vas a seguir con Analytics, y la zona horaria de los informes.

6)   Cuando lo tengas todo, le das al botón “Conseguir ID de seguimiento” y llegarás a una página donde verás un cuadro que dice “Este es su código de seguimiento. Cópielo y péguelo en el código de todas las páginas de las que desee realizar el seguimiento”. Y eso tienes que hacer: copias ese fragmento de código HTML, y lo pegas en aquellas páginas de la web sobre las que desees realizar un seguimiento. Si utilizas WordPress, todavía es más fácil: solo tienes que descargarte el plugin Google Analytics for WordPress, que insertará el código por ti (entre otras cosas).

¡Y ya está! Ya tienes tu cinta métrica digital examinando tu web. Ahora, de lo que se trata es de saber cómo y qué hay que medir. Lo veremos en la (próxima) siguiente parte de este artículo.

¡Suscríbete a nuestro boletín para no perdértelo!