Cada nueva actualización de Google implica cambios, y en ocasiones esos cambios pueden suponer un terremoto en los rankings del buscador. El ejemplo paradigmático de esto fue la actualización Google Penguin, que durante todo el 2012 llegó a darle la vuelta al ranking de resultados como si de un calcetín se tratara.

Muchas empresas se vieron penalizadas, y muchas de ellas siguen, a día de hoy, dándole vueltas a la optimización de su página para intentar recuperar las posiciones perdidas. Pero para tener éxito en esta tarea, lo primero que debemos conseguir es un diagnóstico certero de cuál ha sido el problema que ha causado la penalización. De lo contrario, cualquier medida que tomemos no solo serán palos de ciego, sino que puede resultar incluso contraproducente.

Cuando Penguin sacó la motosierra hizo estragos que, ahora, podemos revertir

Cuando Penguin sacó la motosierra hizo estragos que, ahora, podemos revertir

En Posicionamiento Eficaz, como empresa que nos dedicamos al posicionamiento profesional, nos hemos encontrado con más de un caso de “penguinización”. Y hemos conseguido recuperar las posiciones perdidas por nuestros clientes. ¿Cómo? Vamos a verlo. Pero primero, unos pequeños antecedentes, para saber de lo que estamos hablando.

¿Qué es Google Penguin y qué webs penalizó?

Penguin es un cambio en el algoritmo de Google que la compañía lanzó el 24 de Abril de 2012. Una nueva actualización de Penguin fue lanzada un mes después, el 25 de Mayo. La tercera actualización se realizó el 5 de Octubre de 2012, tal como anunció en Twitter el director del Departamento contra el Spam en Web de Google, Matt Cutts:

 

El objetivo principal de Penguin eran aquellos sitios web que estaban concentrando sus esfuerzos de optimización en tácticas de linkbuilding poco naturales. En pocas palabras: websites que usaban el mismo anchor text (o con muy pocas variaciones) una y otra vez, websites con muy pocos links provenientes de páginas relevantes, y websites con un exceso de side-wide links (aquellos enlaces que aparecen en todas y cada una de las páginas del site)

El porcentaje de búsquedas afectadas por Penguin fueron un 3,1% en la primera actualización, un 0,1% en la segunda, y un 0,3% en la tercera y última.

El aviso de enlaces no naturales

Antes del lanzamiento de la primera actualización Penguin, mucha gente reportó haber recibido mensajes de Google advirtiéndoles sobre violaciones en sus directrices de enlaces. Mensajes como éste:

“Aviso de Herramientas para Webmasters de Google sobre detección de enlaces no naturales al sitio […]

Estimado webmaster o propietario del sitio […]

Hemos observado que en algunas páginas de su sitio se podrían estar empleando técnicas contrarias a las Directrices para webmasters de Google.

Concretamente, busque posibles enlaces no naturales o artificiales a su sitio que puedan estar destinados a la manipulación del algoritmo PageRank. Entre los ejemplos de enlaces no naturales se pueden incluir la compra de enlaces para mejorar la posición con PageRank o la participación en esquemas de enlaces…”

Muchos webmasters que recibieron este aviso notaron una caída importante en los rankings en el momento del lanzamiento de Google Penguin. Sin embargo, no parece haber una correlación tan directa entre el mensaje y la pérdida de posiciones: este mensaje también se envió a los propietarios de muchas páginas que luego no sufrieron penalizaciones tras el lanzamiento de Penguin. Aunque si tras el aviso no realizaron las modificaciones solicitadas, sí que sufrieron penalizaciones manuales.

Al mismo tiempo, hubo páginas web que fueron penalizadas por Penguin cuyos propietarios jamás recibieron ningún tipo de aviso en Herramientas para Webmasters de Google.

En resumen: al secretismo habitual de Google se le sumaba esta vez un aviso que no todos los afectados recibieron, y que en ocasiones tuvo que ver con la penalización, y en ocasiones no. Esto aumentó todavía más la confusión entre webmasters, clientes, y profesionales del SEO, que escuchaban los disparos pero no sabía con exactitud de dónde venían.

Cómo hicimos la recuperación de Penguin por Paginalia.es

penguin recovery

Muchas empresas sufrieron el mal humor de este simpático pingüino que, sin embargo, podemos controlar

Un día recibimos un mensaje de uno de nuestros clientes, el dueño de Paginalia.es. Su estrategia pasaba por conseguir buenos rankings para una palabra clave muy competitiva, y su mensaje era desesperado:

He saltado de la página 9 a la página 14!!! En la keyword “hosting”!! ¿Seguro que mi web no está en peligro? El posicionamiento de mi web se está deteriorando a la carrera!

Enseguida comprobamos que tenía razón, su página web ni siquiera aparecía ya en las primeras 100 posiciones para aquella keyword.

Cuando analizamos el perfil de los backlinks de su web, nos dimos cuenta de que entorno a un 66% de sus backlinks utilizaban como anchor text la palabra “hosting”. Así que ideamos una estrategia personalizada para ellos, creando backlinks con otros anchor text, con la intención de “diluir” ese alto porcentaje de links desde el anchor “hosting”, y contrarrestar así la penalización de Penguin.

Después de tres meses aplicando esta estrategia de recuperación de Penguin, nos alegró descubrir que su página web no solo recuperó sus rankings iniciales, sino que estos mejoraron: alcanzó el puesto #33 para la palabra clave “hosting”, cuando antes de la penalización aparecía ¡en la página 9 de resultados de Google!

Actualmente, (y esto aún nos hace más felices) el ranking de Paginalia.es es incluso mejor: han escalado hasta el puesto #16 y esperamos verla en la primera página de resultados de Google muy pronto.

recuperación de Penguin

Dada la altísima competitividad de esta keyword, el éxito en este ranking supone no sólo una gran satisfacción, sino la posibilidad de establecer una estrategia-tipo frente a las penalizaciones de Penguin. No es ni será la única, claro. Pero con algo de olfato para detectar el problema, un buen trabajo SEO debe ser capaz de devolverte a tus posiciones iniciales e incluso mejorarlas. Dicho de otra manera: sí, existe una cura para Penguin.

¿Crees que tu página web ha sido afectada por Penguin?

Si la respuesta es “sí”, no dudes en contactar con nosotros.

Piensa que no existe un método general para la recuperación de Penguin: el primer paso es siempre, siempre, un correcto diagnóstico del problema.

Nadie sabe el porcentaje exacto de variaciones requeridas en el anchor text, pero sí hemos podido establecer que aquellas páginas web que no tienen más del 20-25% de backlinks con el mismo anchor están seguras.

Puede que tengas demasiados enlaces apuntando a tu página principal mientras que las internas no reciben ninguno.

Puede que tengas demasiados side-wide backlinks no relacionados.

Lo que es casi seguro es que si tu web sufrió una bajada de posiciones, con la consiguiente pérdida de tráfico, en los días de lanzamiento de las actualizaciones Penguin (24 de Abril, 25 de Mayo y 5 de Octubre de 2012) es que has sido “penguinizado”.

Pero eso ya no debería suponer un problema.

Existe cura.