Vision General acerca de Las palabras Clave

Los mejores expertos en posicionamiento en buscadores realizan una amplia investigación y análisis de las posibles palabras y frases claves antes de iniciar cualquier campaña de SEO (Search Engine Optimization). Al igual que en el marketing PPC (pago por clic), la obtención de una gran lista de vocablos y expresiones claves relacionadas, le da al perito en marketing en buscadores la oportunidad de seleccionar los términos más rentables y de mayor tráfico.

Sin una gran lista de palabras y frases claves, las opciones de optimización el posicionamiento web se vuelven escasas y las probabilidades de éxito disminuyen con ellas. Por otro lado, un SEO armado con una buena herramienta de investigación (que suele ser una versión de pago), recogerá un amplio subconjunto de términos relacionados en un listado, y analizará primero los niveles de competencia para aquellos vocablos y expresiones que tienen mayor tráfico de búsqueda.

Asimismo, es importante que los que comercializan en Internet entiendan que las herramientas de investigación de palabras claves para posicionamiento web en buscadores no son, de ninguna manera, perfectas en lo que respecta a la información de la cual disponen. Esto se debe a que muchas de las plataformas disponibles en la actualidad reúnen sus datos a partir de los metabuscadores.

Y a menos que la herramienta de investigación esté directamente vinculada a la base de datos del motor de búsqueda real y produzca información de salida fiable en su totalidad, siempre hay espacio para posibles errores en este tipo de estrategia de marketing; ya que, el método de recolección de la data no es perfecto en sí mismo. Que los buscadores fueran capaces de proporcionar un acceso directo a estos datos, sin limitaciones, sería el sueño de cualquier SEO hecho realidad.

Sin embargo, es poco probable que esto suceda porque el potencial de abuso por parte de los usuarios sería demasiado alto. Hay dos formas en que las herramientas de investigación de palabras claves pueden reportar datos que no sean completamente precisos. Primero, el programa de su elección podría producir un tráfico de búsqueda en Google (u otro motor) diario o mensual incorrecto. En segundo lugar, existe la probabilidad de que no sea capaz de listar otras keywords que también están siendo buscadas.

No obstante, solo porque los datos no sean perfectos no significa que no sean útiles para lograr buenos resultados orgánicos o naturales. Todavía podemos deducir las fortalezas relativas del tráfico de búsqueda a partir de los números dados para que, de ese modo, usted pueda sentirse razonablemente seguro, en general, al ver el potencial de tráfico en términos relativos.

Por otro lado, para posicionar orgánicamente no solo hay que apuntar a los términos de búsqueda más específicos y relevantes, sino que alternativamente se puede aspirar a aquellas palabras y frases claves que tengan una posibilidad decente de ser clasificadas por parte de los motores de búsqueda. Como en cualquier mercado, aquí también existen lagunas y oportunidades que los profesionales competentes buscarán antes de gastar una gran cantidad de recursos en la optimización de expresiones buenas y similares para la investigación.

Esto se debe a que los resultados de Google que sean similares, aunque relevantes, tienen distintos grados de dificultad y de competencia. De esta forma, después de recopilar un gran subconjunto de voces relacionadas en una lista, un SEO analiza primero los niveles de competencia de las palabras y frases claves para las que se tiene un mayor tráfico de búsqueda.

Para los sitios web que recién comienzan su proceso de posicionamiento en buscadores SEO, es muy recomendable que el dueño del negocio en Internet vaya tras el fruto más bajo. ¿De qué se trata esto? Pues, simplemente significa que se clasifica más rápido una página web para aquellos términos que exhiban los menores niveles de competencia y un volumen de tráfico razonable.

Muchos inexpertos en el juego de SEO, de manera natural, se inclinan primero por los términos de mayor tráfico de búsqueda. Este es el error más grande que pueden cometer los principiantes y los hace fracasar aun antes de que empiece la campaña de optimización y la estrategia de contenidos. Veamos un ejemplo para aclarar un poco.

Digamos que su negocio es vender joyas con diamantes. Así, un aficionado se decantaría por la expresión “joyas con diamantes” como su primer objetivo, ya que esta palabra o frase clave produciría un mayor número de búsquedas. En la mayoría de los casos, sin embargo, la keyword que es más intuitiva no es a la que hay que apuntar en el marketing online porque se trata del término más genérico para ese producto.

En consecuencia, en lugar de ir tras “joyas con diamantes”, se puede elegir entre términos relacionados como “joyas con diamantes negros”, “joyas con diamantes azules”, “joyas con diamantes de descuento”, “joyas de boda con diamantes azules”, y así sucesivamente. Por supuesto, de manera general, usted solo optimizaría los productos que en realidad vende para aumentar la conversión de ventas y no engañar a sus visitantes y no afecte de forma negativa la experiencia del usuario.

Por lo tanto, si su negocio no ofrece “joyas con diamantes azules”, no querrá ir a por este término a menos que tenga un interés especial en ello. Por ejemplo, supongamos que su experiencia como minorista de diamantes le dice que los diamantes negros son muy superiores a los azules. Por ende, usted intenta desarrollar una estrategia en la que intenta convencer a los posibles compradores de diamantes azules, para que se decidan por los negros, pero sin recurrir al black hat SEO.

Analisis de palabras clave

Con un enfoque más directo para la optimización, estos términos de búsqueda mencionados: “joyas con diamantes negros”, “joyas con diamantes azules” y “joyas con diamantes en descuento”, muestran números de búsqueda significativamente más bajos en comparación con “joyas con diamantes”. Dichas palabras o frases claves se consideran términos de búsqueda de nivel dos, los cuales puede promover con contenidos de calidad.

“Joyas” y “joyas con diamantes” se definen como términos de búsqueda de nivel uno. En la mayoría de los mercados especializados, la optimización de expresiones más específicas y la orientación del visitante a la subpágina correspondiente del sitio web (enlaces internos) la convierte en una estrategia mucho mejor que el simple uso de las frases básicas o generales. Por lo tanto, es un gran plan seguir adelante y optimizar para las palabras claves de nivel dos (después de haber confirmado la competitividad de la frase de búsqueda original de la keyword base).

Al acumular tráfico para la cesta más grande llena de términos menos competitivos, su sitio web podrá obtener los niveles de tráfico equivalentes al esfuerzo de optimización de una o dos expresiones de búsqueda difíciles. De este modo, podrá alcanzar su objetivo de obtener una clasificación más alta en las páginas de resultados, y lo logrará con una rapidez mayor y empleando menos recursos. Lo crucial es que diseñe un enlace de calidad.

También hay otro beneficio que muchos SEO inexpertos no se dan cuenta. Fíjese que los términos anteriores, además, tienen todos la expresión base “joyas con diamantes” en ellos. Usted estará recibiendo créditos por esta frase, aunque no lo esté buscando específicamente en su texto de enlace de entrada.

Además, en términos de flujo de caja del negocio, va a ser mucho más fácil clasificar primero los términos de tráfico de búsqueda más bajos. Y, por lo tanto, podrá comenzar a obtener de entrada algunas ventas, que a su vez, generarán los correspondientes beneficios. Estos se podrán canalizar entonces hacia la estrategia de optimización de las frases claves más difíciles.

De esta forma, no tendrá que esperar a clasificar un término de búsqueda más difícil, lo cual suele llevar más tiempo y costar más. Y, asimismo, tiene sentido generar beneficios que puedan aplicarse a una comercialización más agresiva en Internet, asegurándose de que su pote común de fondos de comercialización no se agote antes de obtener clasificaciones más altas en los motores de búsqueda.

Y una vez que alcance las diez primeras clasificaciones para los términos de búsqueda de nivel dos o quizás tres; su intento de posicionar su sitio web para las expresiones base de nivel uno, “joyas” y “joyas con diamantes” o incluso “joyas de oro”, resultará una subida más fácil a la cima del éxito.