SEO (search engine optimization) es el conjunto de métodos que ayuda a mejorar el posicionamiento de un sitio web en los listados de estos programas. Hay diferentes tipos de registros que se muestran en el posicionamiento en buscadores, tales como inclusión pagada, anuncios de PPC (pago por clic) y resultados orgánicos de búsqueda. La utilización de esta herramienta puede contribuir con un aumento de la cantidad de visitantes al sitio que actúen sobre la actividad que dicho espacio digital pretende.

Los sitios web tienen diferentes objetivos para el posicionamiento web. Algunos, como directorios y publicaciones periódicas, cubren temas de amplio interés y buscan todo tipo de tráfico, en cuyo caso, una estrategia de SEO de amplio alcance será la más ventajosa para ellos.

Por otro lado, la mayoría de los sitios intentan, como estrategia de marketing, maximizar en sus páginas el uso de una gran cantidad de palabras clave, muy específicas, que incrementen la posibilidad de una venta. Por lo general, concentrarse en un tráfico bien elegido produce contactos de ventas de calidad deseable y permite a los anunciantes atraer más negocios.

La importancia de que el sitio de un anunciante tenga un buen posicionamiento web en buscadores no puede ser enfatizada lo suficiente. Desafortunadamente, muchos propietarios de espacios digitales creen que estos tienen un alto rango, cuando la verdad es exactamente lo contrario. Otros que son conscientes de que no han logrado suficiente presencia en los buscadores ignoran que es posible conseguir la clasificación que quieren a través de medios fáciles y eficientes.

Entonces, ¿cuáles son las técnicas que los anunciantes deben emplear para lograr posicionar orgánicamente sus sitios web y así, obtener la actividad y los beneficios que buscan? He aquí algunas de las más útiles:

  1. Escriba las etiquetas del título de una manera creativa. Este tiene que ser establecido incluyendo los objetivos de las palabras claves más robustas como base.

Se trata de la formalidad más importante de un espacio digital en lo que a optimización se refiere. La palabra clave específica del sitio web que se está optimizando debe ser la que se encuentra en la etiqueta del título. Ni que decir tiene que cada página necesita tener la suya propia.

  1. Seleccione cuidadosamente las palabras y frases que se asignarán a las etiquetas Alt, como estrategia de contenidos. Aunque estas no son realmente obligatorias, se proporcionan para los buscadores de texto debido a que las imágenes no son deducibles en los navegadores web, y son las mencionadas etiquetas las que dan información a los usuarios sobre su significado.

La regla en las etiquetas Alt es bastante simple: solo deben incluir las palabras o frases claves. La exageración puede traer como consecuencia que un sitio web desaparezca de los resultados orgánicos o naturales o que sea prohibido indefinidamente.

  1. Administre la densidad de palabras clave; es decir el porcentaje de aparición de estas expresiones en una página web. Idealmente, se usan una vez en la etiqueta de título, la de encabezado y en el texto en negrita. Deben colocarse en la parte superior de la página y la frase o sus variantes pueden insertarse en cada párrafo, dependiendo de la longitud del mismo.
  2. Determine el tamaño de página apropiado para el sitio web. La velocidad de carga es un elemento vital en el éxito de un espacio digital, y resulta importante tanto para los visitantes como para los motores de búsqueda. Se recomienda limitar las páginas web a menos de 15K.
  3. Cree temas ricos e interesantes para las páginas. Los motores de búsqueda se están volviendo cada vez más exigentes en cuanto a este punto. Se recomienda que los contenidos de calidad se actualicen tan a menudo como sea posible, y las páginas se mantengan con una cantidad de 200 a 500 palabras. La publicación debe estar relacionada con el mercado y vinculada a contenidos incluidos en otras páginas del sitio.
  4. Apunte a lograr que el diseño del sitio sea atractivo para el espectador, apunte a lograr una buena experiencia del usuario. Todos los esfuerzos de optimización serán en vano si el espacio digital ha sido mal construido y su contenido es difícil de leer por parte de los visitantes.

En el sitio web debe haber más contenido de texto que de HTML. Los usuarios deberían poder abrir las páginas en los principales navegadores. Y tenga en cuenta que la mayoría de los motores de búsqueda se alejan de JavaScript y Flash.

  1. Apártese de las malas técnicas (black hat SEO). Al utilizarlas podría llevar a su sitio web a la lista negra de los motores de búsqueda. El uso de correo basura (spamming) está estrictamente prohibido y esto incluye las siguientes técnicas consideradas como tales: página principal y otras con contenidos duplicado, texto minúsculo o invisible, encubrimiento, uso de palabras o frases claves en etiquetas de autor, etc.

Los anunciantes deben tener en cuenta que la simplicidad es la base de una campaña de SEO de marketing online exitosa. Los sitios web deben ser fáciles de localizar, seguir y leer para los espectadores y además, necesitan publicar un contenido relevante. Emplear las técnicas anteriores resultará muy útil a los que piensen convertirse en propietarios de espacios digitales en el futuro.

Posicionamiento en buscadores SEO – El último mito desacreditado

A medida que más gente entra en la industria de la optimización de los motores de búsqueda, más personas no cualificadas saltan al mercado a hacer afirmaciones sin ninguna base que ellos declaran como hechos comprobados.

La última afirmación hecha por algunas personas en la industria, es que sus competidores pueden llamar un sitio web desde las páginas de resultados de los motores de búsqueda en Google u otros, con simplemente dirigir enlaces hacia este espacio digital (llamado “<i>Google Bowling</i>”).

Por suerte, esto no es cierto. Desafortunadamente, muchas personas que confían en el asesoramiento “profesional” de las empresas de SEO que hacen esta ridícula afirmación podrían encontrarse en una mala situación debido a ello.

La información que han intentado utilizar para justificar esta afirmación es la palabra “casi” en una línea en <a href=”http://www.google.com/webmasters/facts.html” target=”_blank”>Información de Google para webmasters</a>: “No hay CASI nada que un competidor pueda hacer para dañar su posición o para que su sitio sea eliminado de nuestro índice.</i>”

El hecho es que la palabra “casi” no constituye una prueba de nada. Decir que esto prueba la validez de la afirmación no tiene más sentido que expresar que el uso de calcetines azules los martes perjudicará el sitio web de mis competidores.

En realidad, las empresas de SEO que hacen afirmaciones como esta suelen tratar de crear excusas para su propio sitio web mal posicionado. Tal vez deberían gastar parte del tiempo que han estado utilizando para crear intrincados cuentos de hadas, en ponerse al día sobre los hechos auténticos respecto a la optimización de los motores de búsqueda.