Tfno. Información y altas: (+34) 633 344 472

99,95 € Por Mes / Alta Gratis

¿Cómo mejorar la reputación de su empresa en Internet?

20 Nov 2017 | Under Posicionamiento SEO | Posted by | 0 Comments

Reputacion Online

 

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el secreto para mejorar el posicionamiento de tu empresa en Internet? Seguramente, puedes pensar que alcanzar esta meta implica invertir una increíble cantidad de dinero y esperar a que pasen largos meses para lograrlo; sin embargo, no todo es tan difícil como parece, ya que todo comienza con una buena reputación online.

Las compañías que tienen una página web forman parte de un ecosistema digital, en el que sobrevivir es el principal reto. Por supuesto, lo ideal es que puedan crecer de una forma transparente, teniendo en cuenta que los usuarios que deciden entrar al sitio merecen respeto en todo momento.

En otras palabras, es imprescindible cuidar tanto lo que perciben los potenciales clientes y consumidores sobre el negocio, como la valoración que le dan al proyecto. De esta manera, podrás fortalecer la credibilidad que te ata al público objetivo, que espera de ti una buena recompensa a cambio de su fidelidad.

Bajo este contexto, vale la pena aclarar que aquellas empresas que están acostumbradas a trabajar en el mundo offline no deberían esperar a que la audiencia crea a ciegas en la propuesta online que ofrezcan. En este sentido, hay que trabajar para construir una buena imagen en ambos casos y mejorarla con el paso del tiempo.

Los elementos característicos que se proponen en un portal digital es lo que ayudará a generar esa popularidad que tanto se anhela entre los seguidores, gracias a un trabajo que influirá entre los medios de comunicación o personas que se refieran a la marca. Pero ¡cuidado! Estamos hablando de un cristal que puede romperse fácilmente si no la construyes con argumentos de acero y demostraciones concretas.

Ante esta realidad, veamos cuáles son los resultados que se persiguen al tratar de mejorar la reputación de la empresa en Internet:

  • Incrementar la visibilidad de la marca en este universo digitalizado.
  • Optimizar el posicionamiento de la firma en la mente de los consumidores.
  • Atrapar al público objetivo y llevarles de la mano hacia una acción (comprar un producto, suscribirse a un boletín, contratar un servicio, etc.).
  • Captación de clientes potenciales.
  • Mejorar el posicionamiento orgánico del sitio en los resultados de los motores de búsqueda.

Frente a este escenario, podemos afirmar que se trata de un trabajo arduo y complejo, pero con un poco de inteligencia, estrategia y organización no existe lo imposible. Por esta razón, queremos darte una serie de recomendaciones para que empieces este sueño con buen pie y consigas una buena reputación online.

7 claves para mantener una excelente reputación online

A diario, millones de compañías se incorporan al mundo 2.0, mediante simples perfiles en las distintas redes sociales. Muchas de estas propuestas llegaron a este terreno sin ningún tipo de propósito establecido, aunque consideran importante tener un espacio allí; mientras tanto, otros proponen una resistencia, pues creen que ofrecen una plataforma para tratar a las personas insatisfechas.

La mala noticia para este último grupo, es que los seguidores inconformes se expresan en otros espacios que quizás ni conozcan. Por lo tanto, ¿crees que sería mejor tener varios canales que hablen de mi sello y controlar lo que dicen en cada uno de ellos? Sí, indudablemente. Pero, cuando tomamos la decisión de monitorizar las matrices de opinión, debemos considerar los siguientes factores:

  1. El valor de la honestidad: una actitud proactiva ante las dificultades de los internautas, incluso cuando no tengas la oportunidad de solventar el inconveniente, es una señal de que estás interesado en sus preocupaciones. Trata de aportar elementos a favor, dándole respuestas a las quejas o dificultades que surjan, y verás que se convertirán en elementos óptimos de tus propuestas.
  2. La magia de la coherencia: esta es una condición que está ligada estrechamente a la transparencia de nuestras acciones. Esta tiene que ver con la forma en que nos presentamos y hablamos acerca de nuestra marca (lo que ofrece, con quién hablas, las temáticas que desarrollas, entre otros), para que el cliente vea que coexistimos para él.

Una de las ventajas de sostener este comportamiento es que esa misma coherencia se traspasará a las marcas que surjan en la evolución de la compañía. Ahora, hay que aclarar que ser coherentes no nos obliga a ser estáticos, sino a ser consecuentes en el proceso evolutivo.

  1. La labor de un profesional: el manejo de las redes sociales no puede subestimarse, porque traerá serias repercusiones en la relación que tratas de establecer con el target. Por esta razón, es indispensable que sean manejadas por un community manager que esté altamente cualificado en la materia, de ellos depende, en gran parte, la reputación online de una empresa.
  2. El impacto de una disculpa oportuna: la nueva era hace que estemos en comunicación constante con la clientela, por lo que debemos tener una posición humilde y conciliadora. Si logras demostrar esta disposición, ellos estarán preparados para perdonar cualquier equivocación que cometas en un futuro.

En estas circunstancias, lo primordial es que el usuario permanezca tranquilo, sin perder esa confianza que ya ganaste gracias a tu sinceridad y transparencia.

  1. La planificación evita caídas: tratar de arreglar una reputación dañada es mucho más caro que trabajar para construirla una nueva intacta. Por ende, la clave es organizar las estrategias e impedir una crisis que afecte el prestigio.
  2. La perfección de la atención al cliente: la gente utiliza las redes sociales para expresar su agradecimiento o frustración. Algunos emprendedores tienen miedo a recibir opiniones negativas y a no saber cómo canalizarlas; pero ¿por qué no verlas como una oportunidad para mejorar? Esto ayuda, impulsa y, sobre todo, humaniza a la firma.
  3. La mente abierta de par en par: los planes exigen una normativa para que se ejecuten. No obstante, hay que estar preparado para ser flexibles con las reglas que hayamos puesto, debido a que en Internet cambian las cosas muy rápido.

Mejorar la Reputación Online

¿Cómo resolver una crisis de reputación online?

Cometer un error en público, la mala calidad de algún producto, comentarios negativos o algún empleado molesto que quiera sacar alguna verdad a la luz son posibles detonantes de una crisis de la e-reputación. Frente a esto, ¿qué podemos hacer? Veamos estos consejos:

  • Crea un gabinete de personas cualificadas para enfrentarse a esta situación
  • Identifica los puntos débiles de la marca y prevé situaciones negativas
  • El community manager anunciará el inconveniente a los directivos y estudiará el comportamiento del público
  • Evalúa exhaustivamente el problema junto a los trabajadores.
  • Identifica la gravedad de la crisis y prepárate para salir adelante.
  • No actúes sin pensar tus decisiones. Mantén la calma y no tengas miedo.
  • Selecciona a tu personal de confianza y que sirvan de portavoces.
  • Monitoriza la coyuntura a cada momento. Existen algunas plataformas diseñadas para llevar un seguimiento de tu ranking en Internet, como Mention.
  • Nunca borres los comentarios negativos que hagan sobre ti. Estos te ayudarán a conocer cómo te ven desde fuera.

No hay dudas de que esta es una labor que conlleva muchísima dedicación y cuidado. Por eso, nunca está de más pedir asesoramiento profesional y confiar en su experiencia, para que puedas destacar por encima de los competidores. Cuidar la reputación online es una necesidad que no se debe ignorar, pues ello impulsa el éxito de los grandes empresarios que apuestan por este medio.

Su comentario

Su dirección de E-mail no será publicada