Conseguir un buen posicionamiento para tu página es vital para el éxito comercial de la misma. Cada vez más, especialmente desde las últimas actualizaciones Panda y Penguin, el contenido de una web se revela como elemento clave para el posicionamiento en Google. Pero cuando hablamos de contenidos, normalmente pensamos en el texto. Que es fundamental, pero no el único contenido que podemos incorporar a nuestra página. Imágenes y videos, correctamente utilizados, pueden aportar mucho al posicionamiento de tu web.

 

Una imagen vale más que mil palabras

posicionamiento de imagenes

Está bien, quizá no tanto, pero sin duda es importante que incluyas imágenes en tu página web. Los usuarios responden a los estímulos visuales, y utilizando las imágenes de manera adecuada obtendremos beneficios tanto para el posicionamiento en Google como ante el propio usuario que visite nuestra web.

 

Una imagen bien elegida, relacionada con el texto que acompaña, lo complementa y ayuda a la mejor comprensión por parte del usuario. En ocasiones, resulta incluso indispensable. Pensemos varios ejemplos:

Una tienda online con imágenes de productos; una empresa de alquiler de casas rurales con fotos de los alojamientos disponibles; una empresa de reformas con fotografías de sus trabajos… y esto solo hablando de aquellas empresas que requieren del uso de imágenes para vender su producto. Pero hay más: una web de un dentista no necesita imágenes para transmitir ni promocionar sus servicios. Pero existe un inmenso catálogo de imágenes libres de derechos y buena calidad, en las que buscar aquellas relacionadas con el sector (la clásica imagen de una boca femenina con blanquísima dentadura y dulce sonrisa mordiendo una manzana) y que podríamos utilizar para enriquecer el contenido.

 

Por supuesto, para que las imágenes tengan efecto a nivel de posicionamiento SEO, es preciso optimizarlas. Al menos nombrando el archivo (gif, jpg, png…) con la keyword por la que te estás posicionando, e incluyendo esa misma keyword en el Alt, o Texto Alternativo de la imagen:

posicionamiento de imagenes

En el recuadro rojo, el “alt text” que debemos rellenar con la keyword

 

Videos: una excelente opción

 

Otro buen recurso para incluir en tu página web son videos. Realizar un pequeño video corporativo es positivo en muchos aspectos:

 

1)   Los videos son atractivos para el usuario, llamativos. Y el usuario les presta mucha más atención, a veces, que al propio texto.

2)   Un video corporativo supone humanizar la empresa que, antes del video, solo es para el usuario una “página web”. Un video bien trabado le dará a tu web esa “corporeidad” o consistencia como empresa, tan importante para vencer la desconfianza web.

3)   Google valora positivamente la inclusión de videos en una web.

4)   Un video corporativo ayudará también al posicionamiento local incluyéndolo en tu ficha de Google +Local (lo que antes era Google Places).

Por otro lado, los videos también pueden posicionarse por sí mismos, por ejemplo en Youtube. Una buena optimización de los mismos supondrá mayor visibilidad para tu empresa, y un sabroso enlace hacia tu web. Optimizar videos para Youtube tiene su intríngulis, y se merece un artículo completo (apuntado queda) pero en líneas generales hay que seguir directrices parecidas a cualquier otra optimización SEO: un título corto, un correcto uso de las keywords en dicho título y en la descripción, e incorporando enlaces hacia tu web, por citar algunos elementos importantes.

 

En resumidas cuentas: que Internet es el reino multimedia, y no tiene sentido dejar de lado todo aquel contenido audiovisual que tanto bien puede hacerle a nuestra empresa, nuestra web, y el posicionamiento de la misma.

¡Adelante video!