posicionamiento de la nueva página

indexar en motores de búsqueda

Las nuevas Webs y su posicionamiento en Google: Cómo darse a conocer de forma rápida.

Las nuevas Webs y su posicionamiento en Google es lo que hace que reciban más o menos visitas. En función de ese posicionamiento, las nuevas páginas serán más o menos conocidas por los internautas. Al hablar de páginas Webs, también nos estamos refiriendo a blogs. Los blogs son igualmente sitios Webs, y como tales, se pueden indexar en motores de búsqueda, y así darlo a conocer. Entonces, ¿puedo dar de alta mi blog en buscadores como Google?

Así es. Al crear un blog, en la configuración del mismo, se puede elegir si se quiere incluir en la base de datos de Google o no. Si realmente queremos que los internautas den con nuestro blog o página Web, entonces debemos elegir la opción de incluir el dominio en Google. Es así de sencillo, y sólo hay que hacerlo una vez. Una vez que el blog está dado de alta en Google, hay que pasar al siguiente paso: lograr un buen posicionamiento en el buscador.

No basta con incluir el dominio en Google. Con incluirlo, sólo hemos logrado que aparezca en el buscador, pero posiblemente no aparecerá visible en la primera página de resultados de búsqueda. Ni tampoco en la segunda. En un principio, los nuevos dominios tienen un posicionamiento en Google muy bajo. De hecho, si se realizara una búsqueda de una nueva página web, su posicionamiento sería muy bajo, apareciendo entre los últimos resultados de la búsqueda. Esto no es lo queremos, si vamos buscando dar a conocer nuestro blog o sitio Web, ¿verdad?

dar de alta mi blog en buscadores

dado de alta en Google

nuevos dominios tienen un posicionamiento en Google

La posición de las nuevas Webs en los motores búsqueda depende de una serie de factores: etiquetas, calidad del contenido de la página, enlaces, etc. Que sea una Web nueva no la excluye de poder ocupar uno de los primeros puestos en Google. Simplemente hay que saber qué pasos seguir para lograrlo.

No obstante, este proceso de posicionamiento puede ser agotador y frustrante, ya que no se observan unos resultados inmediatos. Este proceso puede llevar meses, e incluso años. Por eso, muchos usuarios acaban cerrando sus páginas Webs: no logran un posicionamiento rápido, y no les resulta rentable en comparación con el tiempo y esfuerzo invertido.

Para evitar perder dinero, tiempo y esfuerzo, así como visitas o clientes, existe la posibilidad de contratar a una empresa SEO. Esta empresa se encargaría de todo el proceso de posicionamiento de la nueva página, y en unas semanas, la Web podría estar disfrutando de un alto puesto en los resultados de búsqueda de Google. Algo que realmente merece la pena si buscamos unos resultados rápidos y eficaces. Con esta opción, es muy sencillo mejorar las nuevas Webs y su posicionamiento en Google, y obtener beneficios para su negocio o blog, de una forma segura.