10 razones por las que la disciplina es necesaria para los escritores de articulos

La parte más difícil de la redacción de artículos es conseguir que uno mismo empiece a escribir. La mayoría de los autores suelen odiar el inicio del proceso, pero les encanta cuando terminan de hacerlo. Para poder escapar de esta agonía, a lo que muchos de ellos se dedican es a postergarlo; pero, tener esta actitud realmente no logra ningún resultado, sobre todo si es parte de la estrategia para consolidar un buen posicionamiento en buscadores.

Una de las razones básicas por las que algunos actúan así es porque tienen miedo de fracasar. También se presionan a sí mismos en exceso, pensando que cualquier cosa que escriban y produzcan debe ser brillante para que sean contenidos de calidad.

El hecho es que ninguna persona es perfecta y eso incluye a los redactores de artículos. Todo el mundo tiene defectos y las fallas constituyen la razón perfecta por la que se debe escribir más, para contribuir con una excelente experiencia del usuario.

La disciplina es importante y, sin esto, nada se hará ni se escribirá. El autocontrol hace que cualquier escritor, especialmente aquellos que escriben artículos para Internet, piense con claridad y vaya más allá de sus preocupaciones mundanas. Cuando uno tiene orden y método, el foco está en la salida y no en el ego.

La disciplina sirve de guía

Tener disciplina permite a cualquiera pensar de manera lúcida. También ayuda a encontrar distintas formas de presentar los detalles y los hechos de un artículo; y es que, una mente bajo control logra hacer las cosas más fácilmente, sin tener que recurrir a presentar contenidos duplicados.

Usar una guía para enumerar los caracteres que deben estar presentes en cada línea de un artículo dado, es una forma fácil y controlada de limitar, así como de definir sobre qué se escribe y cómo, lo que a su vez sirva para el posicionamiento web.

Observar cómo hacer esto y ponerse un límite uno mismo ayuda realmente al escritor a componer el artículo, de modo de poder evitar roturas incómodas en cada frase. Cuando se sigue este plan, se mejora la legibilidad del texto y el tema en cuestión se vuelve mucho más claro para el lector y así obtendrá mejores puestos en los resultados de Google y cualquier otro motor de búsqueda.

La disciplina ayuda a lograr la concentración requerida

Hay ingentes cantidades de temas sobre los cuales se puede escribir, así como un millón de cosas que decir. Tener disciplina hace que sea mucho más fácil elegir una idea o argumento en particular. Un asunto de carácter general podría desglosarse en secciones, haciendo más sencillo empezar desde allí; esto constituye una oportuna estrategia de contenidos.

En el marketing online las palabras que se utilizan en un artículo de cualquier tema también deben ser apropiadas para el tipo de lector al que van dirigidas. Una vez que esto se decide, elegir el estado de ánimo adecuado para el texto, ya sea serio, divertido, educativo, comercial, etc., será mucho más fácil.

Tener disciplina hace que sea más fácil desglosar un tema

Por que la disciplina es necesaria para los escritores de articulos

Si simplemente es demasiado abrumador escribir un artículo de una sola vez, levántese y póngase a la moda, la única solución es – redáctelo por partes.

Disciplínese a sí mismo para pensar en el artículo en pequeños trozos fáciles y convenientes. Una manera fácil de empezar es preparando un esquema simple del contenido, así como de los temas y asuntos que cubrirá. A continuación, tome una idea y desarrolle un párrafo; luego cavile sobre otra posible línea de pensamiento y transfórmela en el bloque siguiente. Puede apoyarse en publicaciones similares que aparezcan en los resultados orgánicos o naturales del motor de búsqueda de su preferencia.

Disciplínese a sí mismo para dejarse llevar

Escribir es un proceso y es mejor que la redacción no sea forzada. Tal actitud solo produciría un artículo que terminara siendo rígido, ilegible y -lo más probable- desagradable. Actualmente ni ayuda a posicionar orgánicamente su espacio digital.

Disciplínese a sí mismo para escribir

Muchas cosas podrían surgir dentro de su cabeza sobre el artículo que pretende escribir.

Es fácil distraerse con otros temas que pudieran incluirse en el texto, tópicos adicionales, así como diversos argumentos de origen variado. Ni hablar de todo lo que puede encontrar en las redes sociales relacionado con el tema en cuestión.

Pero, es mejor que se limite a la trama original; evite en lo posible las cuestiones que se apartan de la idea principal.

Recuerde que el objetivo es escribir, completar y terminar el artículo. Entretenerse con cualquier forma de distracción no le será de ayuda, ni cumplirá con el objetivo de posicionamiento en buscadores SEO (Search Engine Optimization).

Sea disciplinado para no editar — al menos no todavía

En un primer borrador sobre cualquier tema, la clave para lograr escribir es dejar que las ideas fluyan con libertad. La edición debe hacerse; pero, tendrá que venir en un tratamiento posterior. Esto no es parte del proceso de redacción, al menos en esta etapa donde los pensamientos realmente tienen que manar, así que déjelo de lado. Incluso puede olvidarse por un momento de cómo hacer posicionamiento web en buscadores.

Sea disciplinado para releer y revisar el artículo

Escritores de articulos

Después de que la escritura está completa, entonces ha llegado el momento perfecto e inmejorable para empezar a leer y revisar. Los borradores que se redactan por primera vez deben ser repasados. Este es también el instante ideal para realizar la edición.

Compruebe y averigüe qué partes parecen estar retrasadas. ¿Hay alguna idea débil que necesite apoyo? ¿No hay errores de ortografía en el artículo? ¿Existen faltas gramaticales? Se debe prestar atención a estos deslices, ya que podrían distraer a los lectores de la idea y el punto del artículo. También procure incluir los elementos que favorecen su estrategia de marketing.

Disciplínese para relajarse

Después de escribir, deje que el artículo se pare o se siente por sí solo. Levántese y coma, duerma, lea, mire la televisión o simplemente salga. Asegúrese de dejar pasar al menos un día para que el artículo respire.

Disciplínese para reescribir

Volver al artículo después de un tiempo considerable lejos de él permite a cualquiera mirarlo con ojos nuevos. Compruebe el título. Revise si las oraciones son pensamientos completos. Borre o reescriba lo que necesita ser editado o corregido. Los artículos bien escritos deben ser satisfactorios y no dejar a los lectores con la sensación de haber perdido el tiempo. Nunca incurra en las malas prácticas del black hat SEO.

Disciplínese para dar a conocer el artículo

Después de todo lo dicho, escrito y hecho, ahora es el momento de enviar el artículo. Utilice los medios y promociones adecuados para aparecer en una búsqueda en Google y en las fuentes en la cuales le conviene hacerse visible.

En resumen, la disciplina ayuda a cualquier persona, especialmente en la escritura, a comenzar y terminar una tarea por medio de un proceso que es metódico y que realmente funciona. Todo lo que usted necesita es autocontrol para llevarlo a cabo.