Los factores más influyentes en el posicionamiento SEO

¿Sabías que ser una de las primeras páginas que aparece en los motores de búsqueda no depende de la suerte? Cuando tus potenciales clientes utilizan los buscadores para encontrar una información específica, un producto o un servicio se activa toda una estructura que funciona a través de algoritmos, que ayuda a determinar cuáles son los resultados más relevantes.

Por lo tanto, solamente los sitios web que han aplicado planes estratégicos efectivos de Posicionamiento Web o SEO y han hecho todo un seguimiento de sus tácticas son los que tienen el privilegio de alcanzar un puesto en el podio. Indudablemente, esto requiere tiempo, trabajo, estudio y un buen guia de posicionamiento web profesional que se va a encargar de canalizar los esfuerzos que se hagan.

De acuerdo con un estudio de Sistrix, una herramienta muy útil de analítica de Posicionamiento Web o SEO, el primer resultado que aparece en las listas de Google es el que obtiene el 60% de los clics que realizan los internautas; mientras que las diez primeras posiciones ganan la atención del 99% de las personas que navegan en esta plataforma.

En este sentido, ¿crees que vale la pena preguntarse como optimizar una web para SEO logrando así ser el primero? Y es que las cifras hablan por sí solas: si no inviertes para tener la orientación de verdaderos expertos, te darás cuenta de que tu sueño de llegar a la cima es cada vez más difícil de lograr.

Bajo este escenario, cualquier empresa o persona autónoma puede pensar que optimizar SEO se trata de un reto difícil de superar. Sin embargo, nosotros sabemos muy bien que esto no es así, porque entendemos que hay elementos que influyen directamente en un sitio web para que llegue a ese primer puesto tan anhelado.

Para el gigante de Google existen más de 200 factores de posicionamiento de una empresa que influyen en el destino de un portal digital. Frente a los constantes cambios que se viven en Internet, esta lista se mantiene en continua transformación, pero lo cierto es que se dividen en dos tipos: factores internos, también conocidos como SEO on-site, y factores externos o SEO off-site. Veamos de qué se trata cada uno…

Factores de posicionamiento de una empresa internos (SEO On-site)

A la hora de elaborar una página web, es fundamental que sus diseñadores puedan construir un espacio que sea sencillo de manejar por los usuarios, es decir, que les haga la vida fácil desde el primer momento en que acceden. Esto se logra través de los factores de posicionamiento de una empresa internos,que son los que podemos controlar nosotros mismos sin ningún problema. Estos son los más importantes:

  1. Código HTML: los programas informáticos o bots que entran al sitio realizan una lectura de este código, debido a que los motores emplean algunas etiquetas HTML que muestran el contenido en los resultados que arrojan las búsquedas. Las más influyentes en el Posicionamiento Web o SEO son las siguientes:
  • Etiqueta title: es fácil de reconocer porque es el título azul que encabeza los resultados en Internet. Su finalidad es que las personas puedan identificar mejor de qué se trata una página y decidan si quieren entrar o no.
  • Etiqueta metadescription: al igual que la anterior, es visible en las listas de búsquedas porque va debajo del título. A pesar de que no afecta al optimizar SEO, si tienes una metadescription interesante podrás recibir más visitas.
  • Etiquetas de cabecera o subtítulos: permiten crear una jerarquía dentro del contenido. Estas etiquetas se identifican con el código h1, h2, h3, etc.
  • Datos estructurados: aportan a los motores de búsqueda información que no se encuentra ni en la etiqueta title, ni en la etiqueta meta-description. Estos datos son la calificación con estrellas o el número de comentarios que tiene un contenido.
  1. Contenido: la originalidad de la información que se muestra a tus visitantes es lo que te empujará de verdad al éxito. En el caso de Google, la herramienta que utiliza para determinar su valor es Google Panda.

Como mínimo,el contenido debe ser de 350 palabras; sin embargo, los textos de 1000 o 1200 palabras se están posicionando con más facilidad.

En esta parte entra el juego de la selección de las palabras clave (keyword),en la que nos debemos centrar para que se posicione en Internet. La keyword debe formar parte del texto de manera natural.

  1. Estructura de URLs: las arañas o bots de Google empiezan una labor de rastreo que solo se les puede facilitar con una buena estructura de enlaces en SEO. En consecuencia, esto mejora la navegación de los usuarios o usabilidad.

Factores de posicionamiento marketing (SEO Off-site)

Una vez que una página está a disposición de cualquier usuario, se involucran otros elementos que no están a nuestro alcance y, por ende, no tenemos oportunidad de controlar. Con los factores de posicionamiento marketing externos los buscadores pueden determinar qué sitio es fiable o no. Desafortunadamente, no se conocen con exactitud todos los factores más influyentes en el posicionamiento SEO que afectan, pero sí tenemos claro que estas son piezas clave:

  1. Comportamiento del usuario: las actividades que ha realizado anteriormente una persona en un buscador influirán sobre los resultados que aparezcan o no. Por otro lado, su localización geográfica establece otro mecanismo para que se vean unas páginas en vez de otras. Sin duda alguna, esto se nos escapa de las manos.
  2. Calidad de los links externos: Google no va a evaluar la cantidad de enlaces que tiene un sitio porque no es importante; por el contrario, sí va observar la calidad de las páginas que llevan a ese enlace.
  3. Preferencias sociales: las menciones que se destacan en las redes sociales determinan la autoridad de un dominio en los motores de búsqueda. Por ejemplo, si los enlaces en SEO son compartidos muchas veces en Facebook, ocuparán un lugar especial en el listado de los navegadores.

Por este último punto, es por lo que hemos insistido en que el mundo digital es un espacio dinámico, que no se cansa ni un segundo. Por esta razón debemos tener la mente clara: nuestras estrategias pueden ser increíbles, pero el usuario siempre tendrá la última palabra.

Factores más influyentes en el posicionamiento SEO con doble filo

Para posicionar una página nunca es recomendable utilizar atajos que prometan un rápido triunfo para que, al final, terminen empañando todo el esfuerzo. Uno de los más conocidos es el cloaking, que trata de engañar a los buscadores mostrándoles un contenido diferente al que le ofrecen a los internautas.

La sobreoptimización SEO es otro hecho que solo te conducirá al fracaso. Se trata de abusar de los elementos positivos, para manipular los resultados con el uso excesivo de keywords o adquirir enlaces de forma artificial. Con la aplicación Penguin, Google ha logrado protegerse de estas acciones.

Ser el número uno de Google o cualquier otro buscador, definitivamente, es un desafío que todos quieren superar. Pero, si de verdad quieres ganar este protagonismo, te recomendamos que seas transparente en tu proyecto web, porque no sirve de nada hacer uso de trucos maliciosos que solo te llevarán al abismo.

Es un secreto a voces que llegar a la meta no se logra de un día para otro en Internet. Sin embargo, estamos seguros de que los profesionales del marketing digital sabemos cómo conquistar ese lugar para ti, para que te puedas coronar como un rey en esta plataforma y sepas cómo mantenerte en ese puesto sin que la competencia te derribe.