Uno de los ejercicios esenciales cuando te pones a posicionar una página, es optimizarla para tus palabras clave. De lo contrario, no habría manera de que Google la considerara relevante para esas keywords.

 

Ahora bien, ¿cuántas veces han de ponerse las palabras clave? ¿Una vez? ¿Tres? ¿Mil? ¿Cómo te considerará Google auténticamente relevante para una keyword?

 

Bueno, pues esto se mide normalmente por la densidad de palabras clave, es decir, el porcentaje de veces que una keyword aparece en el texto completo

 

Pero, ¿cuál es la densidad correcta? Y sobretodo, ¿es útil tenerla en cuenta?

Bueno, ya te avanzo que NO.

 

La teoría base sobre la densidad de palabras clave

densidad de palabras clave

En general, se acepta que entre un 2% y un 6% es una densidad adecuada en una página para que Google la considere relevante.

 

Así que si por ejemplo estás posicionándote para “abogado laboralista Guadalajara” y escribes un texto de 879 palabras, tenemos que:

 

  • 2% de 879 = 17,58 palabras à Como la keyword tiene 3 palabras = 5,86 veces
  • 6% de 879 = 52,74 palabras à Como la keyword tiene 3 palabras = 17,58 veces

 

Dejando a un lado la broma de repetir 5,86 veces una keyword (¿“abogado laboralista guad”?), tendríamos que redondear y decir que para un texto de 879 palabras deberíamos repetir ente 6 y 18 veces la keyword.

 

Y bueno, 6 tiene un pase. 18 veces no lo tiene, es excesivo. Repetir 18 veces “abogado laboralista Guadalajara” en un texto que no llega a las mil palabras acaba sonando como esos horribles párrafos cutre-SEO que todos conocemos:

 

Si buscas un buen abogado laboralista Guadalajara entonces tienes que llamar a nuestro despacho de abogado laboralista Guadalajara donde blablablá porque somos el mejor abogado laboralista Guadalajara”.

 

No sé tú, pero yo no contrataría a estos abogados. Por no mencionar que un día de estos vendría Google y les enviaría la web a las profundidades del ranking, porque muy posiblemente consideraría el texto sobreoptimizado (y como ya sabes, tras Penguin, Google está muy sensible con la sobreoptimización).

 

“Vale, el 6% es excesivo, pero entonces podemos quedarnos en el 2%”, dirán.

 

Y es que mucha gente utiliza esta medida de la densidad de palabras clave para calcular cuántas introducir exactamente.

De hecho, hay plataformas enteras que se basan en ello. Recuerdo cuando empecé a escribir artículos web, que me apunté a una de esas plataformas (creo que era Independent Publishing) y acababas loco con la densidad de keywords. Porque claro, aquello es un sistema automatizado, te encargaban un artículo de 250 palabras con la keyword “cocina finlandesa” y tú tenías que encajar el 2% por narices, lo que suponía crear un puzzle de palabras mucho, mucho peor que si hubieras podido escribir el texto en libertad… y aplicando el sentido común.

 

densidad de palabras clave

No necesitas complicadas fórmulas para optimizar tus textos

 

Densidad de keywords vs Sentido común

 

El error, aquí, está en considerar un texto como una acumulación de palabras, en vez de como un todo.

Un texto no son simples palabras. Es un relato, una historia, como tanto se está repitiendo por ahí últimamente. Y esto debes tenerlo presente porque el destinatario último del texto no es Google, sino el usuario. No me canso de repetir que un texto “bien optimizado” que cuando lo lee una persona suena como si te hablara un cyborg, es un mal texto.

 

Google no es el destino, es el camino.

densidad de palabras clave

Por tanto, lo primero que debes tener presente es que estás contándole algo a alguien, y lo mínimo que ese alguien espera es que esté bien escrito. Que se lea de manera natural, racional.

 

Y sólo cuando tienes esto presente, es cuando ya puedes empezar a optimizar.

 

Pero no con porcentajes. Optimiza con sentido común. Google no cuenta las keywords a peso como si fueran garbanzos, ni considera una página más relevante que otra porque una repita la keyword 6 veces y otra 3 en el texto plano. Google tiene en cuenta centenares de factores diferentes a la hora de asignar una posición. Uno de ellos es que aparezca la keyword en el texto plano (muchas veces, con 1 o 2 repeticiones es suficiente). Pero no incide tanto en la cantidad de keywords, sino en qué lugar las insertas.

 

Así que si quieres optimizar bien, casi mejor que te olvides de fórmulas matemáticas, vendas tu ametralladora de keywords, y te compres un rifle de francotirador.

 

 

El francotirador de keywords

 

¿Recuerdas lo que dije de que un texto no es una simple acumulación de palabras? Rara vez publicarás un texto plano. Un texto web tiene varios puntos calientes:

 

  • Título
  • Primer párrafo
  • Subtítulos
  • Imágenes

 

Y ahí es donde tienes que meter la bala. Apunta bien. Para que Google considere un texto relevante para una keyword, esa palabra clave debe aparecer en el título, es muy conveniente que aparezca en el primer párrafo, va bien en algún subtítulo, y por narices tienes que insertarla en el Alt de las imágenes que incluyas (aquí tienes un artículo al respecto).

 

Esto sí es importante. Yo diría que imprescindible. En comparación, la densidad en el texto plano es irrelevante. Nosotros tenemos los dedos despellejados ya de tanto escribir artículos para nuestros clientes, y nunca utilizamos fórmulas de ningún tipo: para un escrito estándar de 350-450 palabras, y teniendo en cuenta lo dicho sobre el título, las imágenes, etc, con un mínimo de 1 o 2 veces que aparezca en el texto plano es suficiente. Y nos va de maravilla.

 

Algunos consejos

 

  • Cada texto es único: no es lo mismo describir un producto, que escribir el contenido para la home de tu web, o un artículo del blog. La naturaleza del propio texto, y saber lo que espera el usuario de ese texto, te indicará cuándo puedes apretar con la keyword, y cuándo debes darle aire.
  • Utiliza sinónimos: Las personas tienen comprensión semántica, entienden los significados de las palabras, y asumen que “keyword” y “palabra clave” son lo mismo, como son lo mismo unos “zapatos baratos” que unos “zapatos económicos”, o incluso el “calzado de ocasión”. Pero ¿sabes qué? Google también tiene ese capacidad. Quizá no tan desarrollada como los humanos, pero la tiene, y mejora cada día. Por tanto, para Google también es muy interesante que utilices sinónimos o equivalentes.
  • Sé natural: Se dice siempre, pero de verdad, funciona. Te pondré de ejemplo este mismo artículo. Yo quería escribir sobre la “densidad de palabras clave”, y en un primer momento me he limitado a escribir sobre ello. No he contado las veces que apareció la palabra. Porque si estoy hablando sobre la “densidad de palabras clave”, antes o después acabaré escribiendo esas mismas palabras, ¿no? No voy a hablar del percebe gallego. Por tanto, deja las cosas fluir. Tú ya tienes en mente la keyword, así que no fuerces las cosas para que aparezca por narices, déjala salir cuando ella quiera, cuando el texto lo pida. Tanto los usuarios como Google te van a pedir naturalidad, así que dásela y no la finjas.

 

Un pequeño experimento para comprobar esto último:

 

  • La keyword aparece 5 veces en el texto plano (aparte de título, subtítulo y Alt).
  • Además, utilicé 2 veces el sinónimo “densidad de keywords” (3 con ésta), una de ellas en un subtítulo.
  • Dado que el artículo tiene 1306 palabras, eso supone un 1,53% de densidad para la keyword principal. ¡Según los gurús de los porcentajes me he quedado corto! Pero sospecho que para Google será suficiente. Y espero que también para ti.

 

¿He perdido el tiempo calculando? No. Me he limitado a escribir. Luego, claro, tienes que repasarlo, asegurarte de que realmente aparece la keyword exacta en algún momento, optimizar títulos, imágenes etc… pero es un trabajo a posteriori, que en cuanto coges práctica ni siquiera es necesario porque pondrás la keyword allí donde sea necesario, sin apenas pensar en ello, solo por costumbre.

 

Así que ya sabes: deja las matemáticas para tus operaciones financieras y no te obsesiones con cumplir un porcentaje concreto. Sé un redactor-francotirador.

 

Y deja el texto fluir.

 

Si tienes alguna duda sobre la densidad de keywords, o quieres explicar tu experiencia al respecto, ¡no dudes en dejar un comentario!