Tfno. Información y altas: (+34) 633 344 472

99,95 € Por Mes / Alta Gratis

¿Cómo saber si estoy penalizado por Google?

17 Feb 2017 | Under Posicionamiento SEO | Posted by | 0 Comments

Como saber si estoy penalizado por Google

Imagina que un día vas conduciendo tu coche y, de pronto, un policía te detiene y te pone una multa. De inmediato, vas a pedir un derecho a réplica, pero te dice que no tienes ninguna opción que te sirva para salvarte… Seguro te preguntarás qué hiciste mal, si obviaste algún semáforo o si manejabas a altas velocidades, pero nada te viene a la cabeza. En muchas ocasiones, así mismo pasa con Google.

El rey de los buscadores está diseñado para capturar a cualquier infractor que haya cometido una falta consciente o inconscientemente. Dicen que el desconocimiento de la ley no exime de culpas, sobre todo, cuando se trata de respetar a los temidos algoritmos de Google y su manera de hallar a quienes se atrevan a irrespetarlos.

Uno de los síntomas más comunes de este problema es la repentina disminución del tráfico en tu página web. Quizás estés acostumbrado a ver cómo tu sitio crece como la espuma o mantenga ciertos niveles de visitas, hasta que un buen día todo tu esfuerzo se haya derrumbado sin motivos aparentes.

Probablemente, utilizaste un método de monetización erróneo o el contenido que mostraste no cumplió con las expectativas de las recientes modificaciones del gran motor de búsqueda que, incluso, pudo haberlo considerado como spam. Así pues,el hecho de que cometas un simple error en la página puede traerte serios problemas.

Ahora bien, como administrador de un portal tienes que saber de qué manera podrás enterarte si tu proyecto ha sido penalizado o no y, por supuesto, cómo te vas a recuperar de este golpe bajo. Nadie quiere ser castigado por el todopoderoso de Google, pero son situaciones que suceden con mucha frecuencia. Así que veamos los posibles escenarios…

La pregunta de rigor: ¿Se trata realmente de una penalización?

Por lo general, las personas asumen que han sido penalizadas cuando ven que las visitas han disminuido, sin embargo, no hay que perder la calma. Esta no es la única razón que podría llevar a tu página por un despeñadero de un día para otro, las fluctuaciones ocurren en los resultados del buscador, tus competidores logran superarte, las tendencias cambian o, simplemente, te equivocas con tu archivo robots.txt.

En este sentido, el primer paso para analizar este complejo problema es descartar cualquiera de estas posibilidades. Y si luego de evaluar todos estos escenarios, no encuentras otro argumento, deberás asumir tu condena.

Bajo este contexto, vale la pena conocer cuáles son los síntomas de una penalización de Google:

  • Algunas páginas desaparecen en los resultados de búsqueda.
  • El tráfico orgánico disminuye.
  • El sitio deja de ser visible por una o todas las palabras claves.
  • El dominio no aparece al buscarlo por el nombre y se desindexa.

Ninguna de estas situaciones aparece por casualidad ya que, generalmente, este buscador suele sancionar acciones como usar textos ocultos, mostrar un contenido al buscador y otro al internauta, intercambiar enlaces en exceso, copiar información de otros espacios, utilizar keywords de manera indiscriminada y hacer enlaces sin relación en el pie de página, entre otros.

Así que nuestra recomendación es que trates de recordar lo que has hecho por si te das cuenta de algo sospechoso que pueda afectar las directrices del buscador más potente o si contrataste a alguien que sepa cómo hacerlo, trates de revertirlo con otras acciones que te ayuden a recuperarte.

Acerca de las penalizaciones

Las sanciones que impone Google tienen diferentes impactos en un sitio web, por lo que se distinguen por castigos en los siguientes niveles:

  • URL o directorios: se degradan masivamente casi todas las posiciones del ranking del enlace.
  • Palabras claves: las frases o palabras claves que hayas utilizado pierden posiciones en el ranking.
  • Exclusión del índice (delisting): si busca el nombre de la página a través de Google, no aparece.

Estas penalizaciones también se dividen en dos tipos: el primero se llama sanción algorítmica, que se realizan de manera automática por un algoritmo de la empresa (Google Panda o el Google Penguin); y la penalización manual que es ejecutada por un empleado del buscador encargado de hacer una evaluación exhaustiva del sitio.

En relación con esta última categoría es importante tener en cuenta cuáles son las razones que implican este estudio y su posterior sentencia:

  1. Spam de palabras claves o texto oculto.
  2. Spam generado por los internautas.
  3. Contenido poco valioso para los usuarios.
  4. Spam puro.
  5. Enlaces no naturales de tu portal a otro.
  6. Backlinks no naturales – impacto de página.

Si fuiste sancionado por este método se le comunicará al administrador a través del Google Webmaster Tools o Search Console.

Herramientas para saber si has sido penalizado

Existen varios programas que te ayudarán a estar muy atento con este tema. El más útil es el Google Webmasters tools, que te servirá para revisar gratuitamente la indexación de tu proyecto web. Esta se encuentra en la opción de Diagnóstico, situada en la barra lateral izquierda, y allí podrás hacer exploraciones y estadísticas de rastreo.

Otra alternativa bastante usada por los expertos es BlacklistMonitoring, que realiza un estudio para saber si es considerada como un sitio prohibido, con software malicioso o spam. Una vez que coloques los datos que te solicitan, hará el análisis correspondiente y si todo está bien, te dirá “Notfound”.

TheAbusive Hosts BlockingList es otro programa muy fácil de usar que compara el IP del servidor o el dominio, con una base de datos impresionante, proveniente de varios proveedores de Internet, que contiene la información de los sitios considerados con spam, malware o virus. Si después de hacer el análisis se confirma la hipótesis, te dirá las razones del bloqueo y cómo podrás evitarlo.

Recupérate de una penalización

Si no viste ese semáforo con las normativas de Google, prepárate para una batalla que seguro vas a perder. Cansado de luchar con trucos y trampas, está decidido a luchar con un centenar de algoritmos que revelan su poder para evitar las malas intenciones.

Por lo tanto, deberás identificar si te ha penalizado Google Panda, que afecta a esos portales con contenido escueto o anuncios excesivos. Si es así, tendrás que eliminar el contenido duplicado, crear publicaciones interesantes, cuidar todos los enlaces salientes, evitar la sobre optimización y disminuir la publicidad.

Mientras que si te ha sancionado Google Penguin, que está diseñado para detectar las manipulaciones del buscador, por ejemplo con enlaces superficiales. Para evitar este inconveniente tienes que descargar el perfil de enlaces, analizarlos, desautorizar el resto que sea malo o tóxico,  pedir a las páginas de terceros que los eliminen y pedir una reconsideración al omnipotente de Google.

Con respecto a esa conversación con los encargados del buscador, deberás ser muy respetuoso, asumir la responsabilidad, enumerar las posibles causas, detallar lo que hiciste y mostrar pruebas de tus argumentos. Antes de hacer esto, trata de que tu sitio web esté lo más limpio posible para que proceda la solicitud.

Caer en problemas con Google es muy fácil, pero recuperarse de estas sanciones no. Por eso, te recomendamos que dejes en buenas manos tu proyecto, es decir, con expertos que trabajen de manera limpia y transparente para que te orienten hacia un camino de éxitos y sin tropiezos.

Un buen análisis, realizado por un experto en Seo, le podrá ahorrar mucho tiempo y le ayudará a obtener una recuperación más rápida. Para mayor información consulte en este link sobre nuestro servicio de diagnóstico https://www.posicionamientoeficaz.com/diagnostico-de-penalizaciones.html

Su comentario

Su dirección de E-mail no será publicada