Cada usuario que entra en tu blog y se marcha al cabo de pocos segundos es una oportunidad perdida. Necesitas que entren, pero no sólo eso. Necesitas que entren y te lean, que se queden algunos minutos, que el texto que creaste cumpla su objetivo, sea éste el que sea.

En este artículo voy a explicarte por qué, y te dejaré algunos consejos básicos que te ayudarán a retener a los usuarios en tu blog y convertirlos en lectores.

¿Preparad@?

La visita que rebota no te sirve para nada

Muchos blogs tienen un porcentaje de rebote altísimo, lo cual se supone que es malo. Pero si recordamos que formalmente se consideran “rebotes” aquellas visitas que no visitan ninguna otra página, vemos que en un blog ese rebote alto es perfectamente normal: la gente entra, lee el artículo, y se marcha satisfecha. Es un “rebote”, pero el blog cumplió su cometido.

contenidos web

Por tanto, cuando hablo aquí de “rebote” no me refiero a ese rebote formal. Me refiero al tiempo de estancia en la página: un usuario que “rebota” después de 2:34 en tu página es un éxito. Un usuario que lo hace al cabo de 0:03 es un fracaso, es que algo falló.

Ese usuario cuenta como tráfico, pero, ¿de qué te sirven 500 visitas si el 95% de ellas se marcha a los pocos segundos?

Hay muchos motivos que hacen que una visita se marche. Un tiempo de carga demasiado largo, por ejemplo, impacienta a muchos.

Pero a veces es un problema con el propio texto.

Y no porque el texto sea malo: no lo sabes, porque esas personas ni siquiera lo han leído.

Es un problema de visualización e impacto. Que suele ocurrir cuando el texto no parece apetecible de leer. En internet la gente primero escanea, y si lo que percibió le convence, entonces lee. Si no, se marcha.

contenidos web

¡Escaneando artículo!

Aquí te dejo una lista de recomendaciones para que implementes en tu blog y consigas atrapar al lector el tiempo suficiente para que realmente se lea el artículo.

Consejo 1: Título atractivo

Se suele decir que debes dedicarle al título el mismo tiempo que al artículo. Siempre me ha parecido el típico consejo que todos repiten pero nadie cumple (no cuando tienes que escribir un montón de textos en poco tiempo), pero eso no quita que debes prestar la máxima atención a los títulos.

Hay muchas fórmulas diferentes de títulos que enganchan: desde las tópicas pero siempre efectivas listas (podría haber titulado este artículo como “X consejos para atrapar lectores en tu blog), los “Cómo hacer…”, “Cómo conseguir…” etc.

En general es recomendable que el título transmita claramente de qué va el artículo. Poca floritura y mucho golpe directo suele ser lo mejor. Si no gusta, saldrán por piernas.

Consejo 2: Usa imágenes

Las imágenes sirven para aligerar el texto. También de apoyo al mismo, y para la optimización SEO, pero para lo que buscamos con este artículo esa es la función clave.

Los mazos de texto no incentivan la lectura. Dos, tres o más imágenes estratégicamente colocadas para romper los bloques de texto, animarán al usuario a leer mucho más que si no hay ninguna.

Consejo 3: Párrafos cortos

Un blog no es un libro, y tú no eres Hemingway. Un párrafo de un palmo sin espacios ni apartes es muy agradable de leer en tu novela favorita, pero un desastre total en un blog.

Así que párrafos cortos, que contengan una idea. Cada idea, un párrafo.

Consejo 4: Utiliza las negritas

Era un consejo clásico de SEO remarcar la keyword en negrita. Yo digo que remarques la keyword… y cualquier aspecto que sea relevante.

El motivo es que las negritas le permitirán al usuario quedarse con la copla echando un vistazo rápido al artículo. Leerá en diagonal, saltando de negrita en negrita, para quedarse con los conceptos principales, y si le parece interesante, volverá al principio y lo leerá entero.

contenidos web

Esto, más que un ejemplo, es un metaejemplo!

 

Si al hacer scroll se encuentra mucho texto sin “puntos de agarre” o ideas clave, es más fácil que renuncie a leerlo.

Consejo 5: Compartimenta con subtítulos

Un libro lo tienes que compartimentar en capítulos. Un post, lo tienes que compartimentar en subtítulos. Bien pequeños apartados como estoy haciendo en este texto, bien con 1-3 subtítulos que encierren los ejes clave de tu texto.

Esto no solo facilita la lectura: aumenta su atractivo al primer vistazo por el mismo motivo que las negritas o las imágenes. Rompen, llaman la atención, facilitan.

Consejo 6: Si tienes que enumerar… ¡bullets!

Los “bullets” o “puntos” son maravillosos, me parecen la forma de expresión ideal para internet. Porque:

  • Ayudan a aligerar el texto igual que negritas e imágenes.
  • Son la mejor manera de mostrar diferentes ideas de manera clara y telegráfica
  • Incitan a la lectura, porque son fáciles de leer
  • Si los combinas con unas negritas atrapas la vista seguro.
  • ¿Ves? Pongamos uno más, que molan un montón.
  • No, en serio, ya basta

Esto te va a servir para enumerar cualidades, características, beneficios, problemas… todo lo que en un texto corrido harías con conectores, comas, puntos y coma, puedes hacerlo con bullets del tipo que más te guste.

contenidos web 2

Los clásicos del Word

 

Tampoco te vuelvas loco. Se trata de combinar.

Consejo 7: Confiesa y ve al grano

Los 6 puntos anteriores están orientados sobre todo a cazar al lector al primer vistazo. Cuando una visita entre, escaneará y se fijará en el título, imágenes, subtítulos, negritas… y volverá al principio para empezar a leer.

¡Bravo! ¿Ya has cazado al usuario? No, aún no.

Ahora llega la segunda prueba, que es empezar a leer el artículo. Es el segundo momento crítico: si la introducción del mismo no engancha, el usuario puede marcharse antes de tiempo.

La clave aquí está en confesar e ir al grano. De nuevo recuerda: es un blog, no un libro. No necesitas una larga intro muy ingeniosa que atrape al lector con el lenguaje. Ni la necesitas ni seguramente la conseguirás. La gente aquí no viene a gozar la literatura, viene a aprender rápido alguna cosa.

Así que en esos primeros párrafos asegúrate de confesar la pregunta, problema o topic que trata el artículo, y de sugerir o apuntar la respuesta en el texto que sigue a esa intro.

Contenidos web

“A ver qué me cuentan en esta página…”

 

Y ahora sí. Que lean tranquilamente.

Vivirás un tercer momento crítico, que es el que la gente se marche porque el texto no les interesa, no está bien escrito, o no resuelve lo que ellos buscaban. Pero eso ya es otro problema, que tendremos que afrontar otro día.