El diseño web

web de empresa - requisitos de diseñoEl mundo de los negocios está cambiando al ritmo que cambian internet y los dispositivos por los que conectarse. Lo explicamos en este primer artículo introductorio, y quedaba clara una idea: tu web de empresa debe estar adaptada a los nuevos tiempos para ser competitiva. El futuro está llegando, y aquellos que no estén preparados tendrán muchas más dificultades para progresar.

Y lo primero a lo que tenemos que prestar atención es a la propia web. El diseño de la página es fundamental por tres motivos:

  • Es la primera impresión que recibirán los usuarios sobre tu empresa.
  • Es el medio por el cual has de conseguir las conversiones a cliente.
  • Es lo primero que considerará el buscador a la hora de asignarte posición y relevancia.

Por tanto, vamos a ver qué elementos (de carácter técnico) no pueden faltar en tu página si quieres tenerla preparada para los nuevos tiempos.

Una estructura sencilla y SEO Friendly

web de empresa - requisitos de diseño Cuando un usuario se pierde en una web, la sensación es equivalente a cuando uno se pierde en una gran superficie: te estresas, te disgustas, y se te van de la cabeza los deseos de comprar algo, sustituidos por el deseo de escapar de ese lugar.

No puedes permitirte que un usuario se sienta así en tu página.

Por lo tanto, asegúrate de que la estructura es sencilla, sin demasiados recovecos ni niveles de profundidad. Y si dichos niveles resultan inevitables, al menos cuida que la navegación sea clara e intuitiva, que cualquiera pueda acceder a cualquier parte de la web.

No puedes crear “pozos sin fondo” o caminos sin retorno. Si el usuario tiene que darle al botón de “atrás”, mal: cierra el circuito y permítele volver al nivel anterior, o a la página principal.

Aquí tienes un artículo que escribimos profundizando un poco en este concepto de la estructura web:
¿Tiene tu página una estructura amigable para Google?

Es importante, además, que la estructura se cree con urls amigables para Google, o como las llaman normalmente, “SEO Friendly”. Esto quiere decir que si tienes una web llamada www.miempresamolamazo.es, esto sería una url no amigable:
http://www.miempresamolamazo.es/productos/index.php?section=piff43_id_product_aqi&g45=id56

Y esto sería una url amigable:
http://www.miempresamolamazo.es/productos/producto-superinteresante-que-busca-el-usuario

Estas url amigables son clave tanto para facilitarle la navegación al usuario (que solo con un vistazo a la url tendrá idea de dónde está, cosa que no ocurre con la no amigable) como para facilitar tu propio posicionamiento, pues Google tiene muy en cuenta la url, e introducir en ella una palabra clave es una práctica indispensable.

Web ajustada a la normativa

web de empresa - ley de cookiesDesde el momento en que tu web va a generar actividad económica de cualquier tipo, debe estar al día con la normativa. Es muy importante incluir un Aviso Legal, cumplir con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), y con la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información). Y atentos a las actualizaciones de la última, porque por ejemplo desde el 2012 está en marcha lo que se ha llamado “ley de cookies”, ya han caído las primeras denuncias por incumplimiento, y las multas previstas van entre los 30.000€ y los 150.000€.

Aquí tienes un artículo donde explicamos con detalle estos requisitos (y donde podrás adaptar tu web a la ley de cookies por muy poco dinero):
Aviso legal, privacidad y ley de cookies: la importancia de la normativa en tu página web

Con buena velocidad de carga

web de empresa - requisitos de diseno - tiempo de cargaHay dos datos que necesitas conocer sobre la velocidad de carga de una web

  1. Contra más tarda en cargar tu página, más usuarios dejan de visitarla, y menos ventas conseguirás.
  2. Contra más tarda en cargar tu página, peor la valora Google, y peor funciona ese factor del algoritmo a la hora de asignarte una posición.

En este interesante artículo de Urs Holzle (ingeniero jefe en Google) se explica lo que ocurrió en la web insideline.com cuando redujo el tiempo de carga de 9 segundos a 1,4 segundos: sus ingresos por publicidad subieron un 3% y la cantidad de páginas vistas por sesión se incrementaron en un 17%.

Incluso la propia Google percibe una caída del 0,44% en sus búsquedas solo con 400 milisegundos de retraso.

Es decir, que cualquier milisegundo cuenta. Aquí tienes más detalles sobre la velocidad de carga, cómo afecta, y cómo medirla y mejorarla:
Mejorar la velocidad de carga para mejorar tu web

Adaptada a todos los dispositivos

Web de empresa - requisitos de diseño - responsive webEl imperio del ordenador de sobremesa ha terminado. Ahora ha de compartir su predominio junto a otros dispositivos como los smartphones o las tabletas, que componen ya un porcentaje amplísimo de la navegación por internet. Hablamos de un país en el que actualmente más del 60% de la población tiene un Smartphone, y donde el 77% de ellos navegan a diario (datos proveniente del estudio de comScore para España en 2013)

Por tanto, ya no vale una web sencilla para una pantalla de sobremesa. Si no se adapta a estos dispositivos, perderás visitas, clientes, y dinero. Tu web debería tener:

  • Responsive Design: Una web “responsive” es aquella diseñada de manera que se adapte a cualquier pantalla, desde la panorámica del iMac a un pequeño móvil HTC, pasando por iPads y demás tabletas.

 

  • Versión móvil: Ojo porque no es lo mismo que el diseño “responsive”. Con éste, lo que haces es adaptar una web a un tamaño de pantalla. La versión móvil es eso: una versión diferente, sólo para móvil, en la que no aparecen los mismos elementos gráficos ni de funcionamiento. Son versiones pensadas explícitamente para que al usuario le sean prácticas de navegar en el móvil.

 

En este artículo encontrarás más información al respecto:
Cómo saber si tu web se verá bien en dispositivos móviles

Optimizada para los buscadores

Para finalizar, algo que no puede faltar actualmente en tu web es una optimización básica pensando en el posicionamiento en Google. En el marketing online actual, prescindir de los buscadores es absurdo e insensato. Eso no significa que no haya otros sistemas, pero es que los buscadores son la espina dorsal de internet, todo el mundo pasa por ellos. Así que incluso si no tienes en mente realizar una campaña de posicionamiento en Google (o no por ahora), tu web va a seguir apareciendo allí, solo que en posiciones infames. Con una optimización básica, al menos esas posiciones no serán tan horribles, puedes conseguir más tráfico, y si comienzas una campaña de SEO, los resultados llegarán más rápido porque partirás de una mejor posición.

Encontrarás más detalles sobre cómo hacer esta optimización básica en este artículo (parte 3 – Los requisitos de SEO):
Los requisitos para publicar un sitio web

Y ten presente también que muchas de las cosas que hemos dicho antes, ya forman parte de lo que se consideran buenas prácticas de SEO: por ejemplo la velocidad de carga, la estructura sencilla, o las url amigables.

Con estos aspectos técnicos bajo control, tu web estará adaptada a los desafíos actuales, y podrás concentrarte en lo siguiente: los contenidos que han de poblar esa web.

Los veremos en el próximo artículo.