Existen muchos consejos y trucos que, a lo largo de los años, se han ido completando con diferentes ideas y bastantes actualizaciones de los algoritmos de Google, eso cuando no han cambiado por completo. Esto ha provocado que abunden en internet series de consejos no actualizados, o ya incluso inservibles. En este artículo, vamos a resumir seis de las principales vías que actualmente ayudarán más al posicionamiento de nuestra página.

1.- Consigue el mayor número de enlaces hacia tu dominio… pero “bien conseguidos”

Se trata de una de las técnicas más utilizadas por los webmasters y especialistas en SEO más reconocidos del planeta y, por supuesto, de las más estudiadas por el propio Google. Nuestra posición en un buscador puede verse positivamente afectada gracias a la calidad de este tipo de enlaces, y es que mientras mayor prestigio tenga la web que nos enlaza, mayor será nuestro premio.

Por eso, es necesario prestar cierta atención a nuestras relaciones sociales con el resto de webmasters. Una buena agenda que nos asegure un gran número de enlaces puede convertirse en la clave de nuestro éxito.

mejorar posicionamiento

Una estructura sólida de enlaces afianzará tu página en internet

Pero también es cierto que tras la actualización Penguin, Google vigila mucho la manera de conseguir estos enlaces. Viejas prácticas como las granjas de enlaces han quedado por fin desterradas. Pero incluso con un linkbuilding cuidadoso, es preciso seguir una estrategia de enlaces “natural”, alternando links de menor PageRank de vez en cuando, como ocurriría con una web interesante que sería enlazada tanto por webs de gran impacto como por webs jóvenes o mal posicionadas.

2.- Importancia de palabras clave

Las palabras clave son aquellas que desencadenarán todo el proceso por el que nuestro enlace aparecerá listado en los resultados de Google. La importancia de estas palabras es extrema, y es que si no tenemos en cuenta las tendencias de los propios internautas y registramos nuestra página con palabras poco comunes, corremos el riesgo de abarcar una pequeña porción de toda la red que tenemos a nuestra disposición, cosa que acabará jugando en nuestra contra.

Para un buen resultado, sería conveniente aprovechar la utilidad que ha facilitado Google para este tipo de tareas: http://trends.google.com/. Basta con realizar una búsqueda y ver el porcentaje de usuarios que suelen tener la misma inquietud.

Las palabras clave también son fundamentales para utilizarlas como anchor-text (o “texto ancla”, aquellas palabras sobre las que se pone el enlace) en los links que hablábamos en el punto 1. Sin embargo, una estrategia concentrada en muchos enlaces a las mismas palabras clave, puede resultar perjudicial, como demostramos hace poco con un caso de recuperación de Google Penguin.

3.- Mantener un sitemap bien actualizado.

Un sitemap es una especie de esquema en el que se puede observar toda la estructura de una página web. Este archivo lo consultan los robots de Google para estar al tanto de toda la información contenida en una página.

Una buena práctica para este tipo de acciones es la de mantener actualizado dicho sitemap de forma semanal. Así, el propio Google tendrá constancia de que somos lo suficientemente dinámicos como para tenernos en cuenta.

4.- Orden y estructuración en el código de la web

Es bastante común ver como un webmaster deja de prestar atención al código de su propia página web para centrarse en el posicionamiento de la misma. Esta práctica es bastante errónea, y es que una de las causas de un mal posicionamiento suele ser precisamente el terrible caos que existe en el código.

Son muy buenas prácticas, en este aspecto, utilizar etiquetas <div> en lugar de las famosas tablas de las que tanto se abusaba antaño. Así, también es muy positivo el uso de las etiquetas <meta>, las cuales especifican directamente al robot de Google las palabras clave que describen al sitio, u otras opciones, como el parámetro “alt” de las imágenes, o los títulos encerrados entre las etiquetas <h1> o <h2>, etc.

5.- Contenido al día y actualizaciones continuas

mejorar posicionamiento

Para posicionar tu web es fundamental actualizar y renovar los contenidos

Una página bien actualizada suele tener mucho más peso en el listado de resultados que ofrece Google para una cierta búsqueda. Por eso, es una buena práctica añadir algún tipo de artículos que nos permita aprovechar la situación. Noticias, novedades, curiosidades… cualquier tipo de artículo que nos permita añadir contenido de forma continuada, sea cual sea nuestra temática.

6.- Contenido interesante para el usuario final

Finalmente, y no por ello menos importante, mencionamos una técnica muy importante para lograr un buen posicionamiento. Se trata del contenido de nuestra web y su interés para los internautas.

La importancia de este aspecto es esencial, y es que un usuario que llegue a nuestra web y la encuentre interesante, no tardará en volver para sumarse al resto de visitas que iremos adquiriendo. Este número de visitas, denominadas generalmente como “visitas de calidad” serán muy premiadas por el propio Google, con un buen índice de posicionamiento.