Para muchos negocios, la campaña navideña es la que marca la diferencia entre un buen o un mal año. Es uno de los momentos más fuertes del año, y por eso, las empresas echan toda la carne en el asador para su campaña navideña.

campaña de Navidad

Dadle caña, muchachos! Esta Navidad hay que vender todo el stock!

Por supuesto, ocurre lo mismo con las empresas web y el marketing online.

Sin embargo, una inversión fuerte no garantiza unos resultados fuertes. Como siempre decimos, lo importante es la estrategia

Tienes que planificar tu campaña online de Navidad, y nosotros queremos echarte un cable con cuatro pequeños tips que te pueden ser útiles:

1 – ANTICÍPATE

Esto es de cajón, pero todos caemos alguna vez, y a muchas empresas les sigue ocurriendo. Y es que se les echa el tiempo encima. La campaña de Navidad hay que pensarla bien, y las prisas nunca son buenas consejeras. Y el otoño pasa rapidísimo.

Además, algunas de las mejores estrategias requieren un tiempo para alcanzar el máximo rendimiento: una campaña de posicionamiento web requiere uno o dos meses, de modo que si la empiezas tardes, tendrás las mejores posiciones cuando ya nadie esté buscando tu producto ni tus keywords

Por tanto, haz un juego largo. El final del verano es un buen momento para ir planificando la campaña, y llevar todos los pasos controlados desde el principio.

2 – PLANIFICA

Tienes que responder a varias preguntas.

¿Qué vas a promocionar? ¿Productos concretos? ¿O tu negocio en general?

¿Qué sistema será más eficaz para promocionarte?

¿Cuándo deberías empezar con ello?

¿Puedes trabajar las campaña navideña durante todo el otoño-invierno, o tienes antes otras campañas intermedias de temporada?

De nuevo volviendo al ejemplo del posicionamiento SEO, hay que tener en cuenta que hasta que los colegios no están empezados (y con más o menos todos los libros comprados, lo cual se alarga lo suyo) el consumidor no tiene la cabeza en las compras de Navidad, así que ese sería el límite por abajo. Podría empezarse la campaña de posicionamiento en septiembre, de manera que entre octubre y noviembre (cuando tus keywords de temporada empiecen a recibir atención) ya copes buenas posiciones, y le hayas ganado la partida a todos los competidores que se hayan despertado más tarde.

3 – PIENSA EN CLAVE NAVIDEÑA

campaña de navidad

¡Google también piensa en clave navideña!

No es necesario decir “jou jou jou”, ni llenar la web con horribles imágenes de regalitos de colores vivos. Pero tú tienes un producto que debes vender en la web, y estas invirtiendo para que mucha gente llegue a esa web.

Por tanto, además de tener el producto (en cantidades suficientes), debes venderlo.

Piensa en qué buscan las personas que pueden desear tu producto en Navidad, y dáselo con palabras. Explícales por qué ese producto es la solución que buscaban, y por qué deben comprarlo ahí, en tu web. Olvida las características técnicas, no le importan a casi nadie, basta con que existan. Céntrate en atacar los instintos primarios de tus potenciales clientes.

¿Qué buscan? ¿Enamorar? ¿Lucirse con amigos o parientes? ¿Algo práctico? ¿Algo diferente? ¿Algo caro? ¿Algo barato?

¿Qué ventajas obtienen si te lo compran a ti? ¿Cuán rápido lo tendrán entre sus manos? ¿Qué atención puedes darles? ¿Qué garantías ofreces?

Ve pensando en todo ello mientras planificas, y escribe tus contenidos en consecuencia.

4 – MIDE RESULTADOS

Una vez pase la campaña, analiza los resultados. ¿Ha funcionado bien o mal? ¿Has conseguido tráfico pero no ventas? ¿Has recuperado la inversión? ¿Llevaste todo el calendario a tiempo? ¿Las keywords eran adecuadas?

La experiencia que consigas de la campaña, sea buena o mala, siempre te servirá para la siguiente.

Así que ya sabes: si necesitas vender, necesitas empezar a pensar en la campaña de Navidad. ¡Que no te pille el toro!