Desde la irrupción del smartphone, se hizo evidente que la web debería adaptarse a ellos.

El diseño de páginas web, hasta hace poco, se realizaba pensando siempre en una pantalla de ordenador. Sobremesa o portátil no suponía una diferencia apreciable a la hora de desplegar los contenidos.

Pero en una pantalla de móvil o tableta, la cosa cambia. Hasta el punto, de que una web no adaptada a esas pantallas “desaparece” del radar del usuario móvil, bien por obra del buscador, bien por obra del propio cliente.

Veamos cómo funciona esto, y por qué es tan importante tener una web adaptada a móvil.

Webs no adaptables, clientes molestos… y Google con el garrote

Pongámonos en la piel de un usuario que navega esencialmente a través del móvil. Que en España, son millones.

Pongamos que ese usuario va a tener un bebé y está buscando pañales de tela porque ha oído que son prácticos y ecológicos.

Ese usuario abre Google en el móvil y busca “pañales de tela” o algo parecido.

Pongamos que te dedicas a los pañales de tela, y que la primera página que encuentra es la tuya, y que no está adaptada a móvil.

¿Qué verá ese usuario?

Lo que encontrará será:

  • Imágenes desencajadas
  • Textos infinitamente pequeños, ilegibles
  • Textos fuera de marco, ilegibles
  • Información desordenada
  • Información que no carga (muchas conexiones móviles son modestas)
  • Formularios o botones inservibles

web responsive

Esto ocurre porque el código de la web sólo está pensando para pantalla grandes, cuadradas/horizontales. La navegación habitual en un móvil ocurre en una pantalla minúscula y vertical. Es imposible que ese dispositivo cargue la información coherentemente, con resultados bastante catastróficos.

El usuario, que era un potencial cliente, se ha marchado algo enfadado porque no ha podido ver nada. Quizá vuelva a visitarte desde un sobremesa. Pero quizá encuentre antes a un competidor que le muestre en el móvil aquello que necesita.

Esto es un problema serio en sí mismo. Pero ahora se ha visto acentuado porque Google ha sacado el garrote castigador contra las webs que ofrezcan esas malas experiencias a los usuarios.

No castigándolas, ojo. Pero sí premiando a las webs que sí estén adaptadas a móvil. Premiándolas con mejores posiciones en su buscador, para búsquedas desde móvil.

Esto significa que, en la práctica, tu web desaparecerá de la vista del usuario móvil, porque todas las que si estén adaptadas te pasarán por delante.

Así que ya ves por dónde van los tiros, y por qué es tan necesario adaptarse a móvil.

4 beneficios de adaptarse a móvil

web responsive

Una web adaptable a dispositivos móviles se puede hacer desde dos vías de diseño:

  • El diseño “responsive”: un único diseño que se adapta a diferentes dispositivos. Es el más adecuado para la mayoría de empresas web.
  • El diseño “adaptative”: diferentes diseños para diferentes dispositivos. Ideal para aquellas empresas que tienen muy definidos sus tipos de usuario y quieren ofrecer experiencias diferentes para cada uno.

Los beneficios que consigues con esto son:

  • Más tráfico desde búsquedas móviles: Con una web optimizada para móviles te verás beneficiado por el cambio en el algoritmo de Google, mejorando tu posicionamiento, y por tanto, el tráfico que te llegue.
  • Mejor experiencia del usuario: Nadie tendrá que dejarse la vista leyendo tus contenidos. Navegación más fluida para conexiones menores, imágenes ajustadas, y un mejor orden de carga de todos los elementos para cada dispositivo.
  • Mejor posicionamiento indirecto: Aparte del cambio en el algoritmo de Google, las demás señales de posicionamiento siguen vigentes. Esto significa que si tus usuarios pasan más tiempo en tu web por la mejor visualización y experiencia, bajará tu tasa de rebote y aumentará el tiempo medio de permanencia. Y esto hará que Google mejore tu posicionamiento.
  • Mejor conversión: Es difícil convencer a alguien de que haga clic, y mucho menos de que compre, si la navegación es un infierno. Cuando no lo sea, verás aumentar tu tasa de conversión.

Suficientes motivos para que adaptar una web a dispositivos móviles resulta una opción más que rentable para cualquier empresa.

¿Tu ya estás optimizado para móviles?